Tan cerca

Desperté, para saberte del viento,
           siempre

El mismo céfiro que me atiborra junto al alba,
con cuyos sonetos renazco ante el crepúsculo
y entre hendijas me desvela de los sueños

Así eres,
          tan mío como el aura. 

Alexandra Perdomo
Mayo, 2011