La reunión que define el activismo de siete millones de personas en todo el mundo


Para la opinión común, Irlanda es sinónimo de vacaciones, festivales de cerveza, danzas, duendes y San Patricio. Pero este año la isla será visitada por mucho más que eso, ya que es la sede de la Reunión del Consejo Internacional (RCI) de Amnistía Internacional (AI).

¿Qué es la Reunión del Consejo Internacional (RCI)?
Bienalmente, AI reúne a todas sus secciones —encargadas de desarrollar el trabajo de la organización en cada país, de mantener relaciones con su Gobierno y autoridades, dedicadas al apoyo y coordinación del trabajo de sus activistas y a la atención de su membresía— en la RCI, que funge como «órgano supremo de representación a nivel mundial. (…) Es una asamblea internacional con delegados y delegadas, en su mayoría voluntarios, venidos de oficinas nacionales, llamadas Secciones. En esta reunión se decide, con total independencia política, qué asuntos hay que abordar y de qué forma hacerlo. También eligen un Comité Ejecutivo Internacional, formado por personas voluntarias que se presentan a estos cargos de manera totalmente altruista. Este Comité es nuestro máximo órgano de gobierno internacional entre Consejos.»[1]

Esta será la cuarta vez que el abogado y activista venezolano de derechos humanos Carlos Lusverti participe en la RCI, las tres veces anteriores como parte del grupo de representantes de Amnistía Internacional Venezuela, y esta vez como candidato a la Junta Internacional, y su entusiasmo no ha disminuido en nada desde la primera vez. Lo que para él resalta de este encuentro, y que define como su componente más importante, es la energía positiva que fluye entre todos los miembros asistentes, quienes comparten la labor de apoyar y defender los derechos humanos para todas las personas.
Lusverti, coordinador General de la Junta Directiva de AI Venezuela en los períodos 2007-2009; 2009-2011; 2011-2013; explica que: «La RCI es un foro de debate acerca de temas estratégicos de las políticas a implementarse en materia de derechos humanos».

¿Qué decide la RCI?
En la Reunión del Consejo Internacional se deciden los temas por los cuales trabajará AI, desde todas sus secciones en el mundo. Por ejemplo, en la RCI del 2013, entre las tantas propuestas que fueron presentadas por los activistas de todo el globo, se decidió trabajar, entre otras prioridades, contra la tortura. Consiguientemente, el 12 de mayo de 2014, AI lanzó su campaña global «Stop Tortura», pidiendo a los gobiernos que cumplan tanto la ley como sus promesas de acabar con la tortura, y que cumplan con el derecho internacional. Desde entonces, Amnistía mantiene y dirige coordinadamente sus acciones a nivel mundial a favor de personas víctimas de tortura. Conoce más de esta campaña siguiendo el enlace.

¿Quiénes van a la RCI?
Lusverti recuerda que hace ya más de 5 años se empezó a recomendar a las secciones que en la composición de 4 integrantes de la delegación que va por país (formada por directores y representantes de la membresía), asista una persona que funja como delegado o delegada joven. «Esto porque desde hace tiempo venimos mirando y apostando por darle una llegada a los jóvenes».
También asiste un grupo de activistas para la logística del evento, protocolo, etc., todos y todas voluntariamente y sin recibir ningún tipo de remuneración a cambio.
Ejercicio de democracia
En la RCI se llevan a cabo debates simultáneos en diferentes mesas de trabajo. Lusverti asegura que «todo lo que se aprueba en las mesas de trabajo pasa a la plenaria, donde puede ser debatido por todo el movimiento y es sometido a votaciones. Todo lo que establece la RCI, como máximo órgano decisor estratégico, es obligatorio y vinculante para todo el movimiento: Secretariado Internacional, Secretario General, secciones, redes, grupos, oficinas desconcentradas (como la de la UE, la de Ginebra, la de Nueva York para ONU y OEA). Todo el movimiento queda obligado por la RCI.»
Pero llegar a consensos no es sencillo. Judith Pacheco, abogada y actual coordinador General de la Junta Directiva de AI Venezuela, recuerda su primera RCI, en 2013, como un maratón, acelerado y con extenuantes jornadas de trabajo, pero con un emocionante contexto que destaca por su variedad y complejidad, ya que «es un consejo donde se toman decisiones sobre las políticas del movimiento y sobre cómo se va a regir AI en los próximos años. Se presentan muchas propuestas, de todas partes del mundo, y lo complejo está en llegar a un real consenso, lograr estar, en un grupo, todos de acuerdo en cuanto a una o saber escoger cuáles deben ser descartadas, no por ser menos importantes, todo esto tomando en cuenta que hay delegados presentes de todas partes del mundo, con realidades y sociedades muy diferentes».


Irlanda 2015
En la RCI de este año, que tendrá lugar en Irlanda del 7 al 11 de agosto, se determinarán las Metas Estratégicas 2016-2019, las cuales en principio están definidas con 5 áreas temáticas, que incluyen reclamar libertades, igualdad de derecho para todas las personas y responder a las crisis. La asistencia es numerosa, al igual que la cantidad de ponencias, por lo cual muchas son descartadas, quedando aprobadas aquellas con peso significativo dentro de la lucha por los derechos humanos en el mundo.

Después de la RCI, desde el 1 de enero de 2016 al 31 de diciembre de 2019 todas las secciones y estructuras de Amnistía Internacional tienen necesariamente que estar trabajando en lo acordado, en cualquiera de las dimensiones que hayan sido definidas, sin embargo la reunión no dicta qué actividades se harán, solo las metas. El activismo es el elemento más importante en la promoción y defensa de los derechos humanos y por lo tanto AI se asegura de que sean sus activistas y voluntariado quienes decidan los ejes temáticos del movimiento.
Este mes entrante, 7 millones de activistas y simpatizantes conocerán las nuevas campañas y acciones de Amnistía Internacional.
Por Alexandra Perdomo (@amnistia)



[1] Amnistía Internacional. (s.f.). Cómo nos organizamos. Disponible en: https://www.es.amnesty.org/quienes-somos/como-nos-organizamos/