26 dic. 2015

The Hateful Eighy y un Tarantino que se sigue pareciendo a Tarantino


The Hateful Eight (2015) es la película que más esperaba (después de Star wars) este año. Tarantino es un genio, a estas alturas de eso no queda duda ni es subjetivo. Como director, sabe complacer. Nos da lo que queremos ver y un poco de lo que no esperábamos. Sigue dándole ese toque sádico y surrealista a cada film. Sus personajes siguen siendo de clase alta y sigue teniendo el mejor reparto que una película puede jactarse de tener. 

The Hateful Eight me recordó un poco a Reservoir Dogs (1992) por parte de la trama, un poco a Django Unchained (2012) por la estética. Pero Tarantino es grande porque se parece a él, no necesita parecerse a nadie más. The Hateful Eight no es mi favorita, no le quita el puesto a los bastardos ni a los perros, pero por supuesto que no hay ningún tipo de decepciones. Ahí están las brillantes actuaciones, la magnifica fotografía, la interesantísima trama y toda la magnificencia de uno de los mejores directores de cine de la historia. 

8,7★

No hay comentarios: