Algo fuimos

El ocaso incesante estalló
El júbilo huyo de casa
Tus manos no decían más

El disentimiento
Las aves enmudecidas
Proclamo, era un  no más…

Regurgité el recuerdo
Extrañé y odié
El silencio en la alcoba
Ofuscación de un querer
                         Fallo

Valija que pesa
No te llevo jamás

Raíces
Adheridas al umbral podridas

Ardo
El vacío  ya no  libertad
Jamás volví
No fuimos nunca.
Alexandra Perdomo
Maracaibo, octubre 2010