Y ahora sufres…
Agudizando la esencia de tus ojos
Revuelves el mar de los míos.