Robots asesinos se están volviendo una realidad

Al menos 39 personas han muerto solo en Estados Unidos, en lo que va de 2015, por el uso de armas de electrochoque (Taser). Y desde hoy, debido a una decisión de último minuto impulsada por un grupo de lobby pro-policías —atado a una industria de drones en auge—, el cuerpo de seguridad de Dakota del Norte es libre de usar legalmente este tipo de armas «menos letales» mediante drones.
  • Un «grupo lobby» es un conjunto de personas que tienen el propósito de ejercer presión con el objetivo de incluir su agenda en políticas públicas —en este caso con fines económicos—.
  • Un dron es un vehículo no tripulado pilotado por una persona desde una base terrestre

Nueva tecnología muy peligrosa que podría popularizarse en todo el mundo
Además de las personas fallecidas por armas de electrochoque en lo que va de año, otras han sido mutiladas —en Estados Unidos y otros países— debido al uso de gases lacrimógenos, balines de goma y bolsas de frijoles (almohadillas rellenas con 40 gramos de bolitas hechas, mayormente, de plomo), armas «menos letales» que los agentes también podrán incorporar en los aviones no tripulados.

Según The Daily Beast, Dakota del Norte se convirtió en el primer estado de Estados Unidos en permitir a la policía equipar drones con armas “menos letales” mediante el proyecto Cámara 1328 que no habría sido redactado de tal manera, pero el grupo lobby metió sus manos en él[1]. La intención del proyecto de ley era que la policía pudiese usar drones para recaudar pruebas penales, con una orden de registro previamente emitida por un juez.

De hecho, el diario afirma que el borrador original del legislador de la Cámara de Representantes, Rick Becker, habría prohibido el uso de todo tipo de armas en los drones de la policía. El legislador republicano manifestó su desaprobación para con esta medida afirmando que «los drones no deben ser armas».

Estos drones son como los hijos de los grandes drones usados por Estados Unidos para atacar a grupos extremistas en países como Pakistán e Irak. La diferencia es que los primeros emplean armas «menos letales» mientras que los segundos bombardean y causan la muerte de gran número de personas al instante.

Hace años, en discusiones sobre el proyecto de ley, el Jefe de la policía de Dakota y el grupo de lobby les aseguraron a los legisladores que los drones solo serían utilizados en situaciones no criminales, como en búsqueda de personas perdidas o para fotografiar una escena del crimen. Hoy han mostrado intenciones peligrosas, que han logrado sean legalizadas y que podrían poner en riesgo la vida de civiles en el estado.

El 8 de abril de este año la policía de Lucknow (al norte de India) anunció la adquisición de 5 drones que esparcen gas pimienta, arma que sería utilizada para reprimir manifestantes. Este anunció nos alertó. La decisión tomada en Dakota nos alerta aún más, ya que esta puede llegar a lastimar gravemente a los civiles o hasta conducirlos a la muerte.

Pasa el tiempo y el uso de drones sigue siendo tema de creatividad para algunos que buscan distintas formas de emplearlos con fines de represión o ataque. Nos unimos a la afirmación del legislador Rick Becker: los drones no deben ser armas.

Los drones son armas peligrosas y los ciudadanos de Pakistán son víctimas y testigos directos de sus estragos. Lee más en este enlace.


Por Alexandra Perdomo (@amnistia)



[1] Glawe, J. (26 de agosto, 2015). First State Legalizes Taser Drones for Cops, Thanks to a Lobbyist. The Daily Beast. Disponible en: http://www.thedailybeast.com/articles/2015/08/26/first-state-legalizes-armed-drones-for-cops-thanks-to-a-lobbyist.html