La -controversial- Dama de Oro

De la Segunda Guerra lo que más vemos en el cine son films sobre el Holocausto. Pero Woman in Gold (Simon Curtis, 2015) nos muestra otra cara: las luchas que se libraron muchos años después.

Cuando los nazis invadieron Austria y los judíos fueron enviados a campos de concentración, asesinados o desplazados, sus objetos de valor fueron confiscados. El Estado austriaco luego se hizo con muchas de estas cosas, entre ellas cientos de cuadros de famosos artistas, entre ellos el aclamado «Retrato de Adele Bloch-Bauer I», de Gustav Klimt.

La película gira en torno a la historia —real— de Maria Altmann, una mujer judía que huyó de Viena durante la guerra y 60 años después empieza una batalla legal contra el gobierno austriaco para que le sean devueltas las propiedades que los nazis confiscaron a su familia, entre los que se encuentran el retrato de la «Dama de Oro».


En el film vemos cómo los intereses pesan a veces más que las leyes, presenciamos las trabas que pretendieron interponer, la lucha de una mujer no solo en lo legal, sino con su pasado, sus fantasmas y viejas heridas que regresan. Aunque el film no tiene nada magnífico que la vaya a hacer trascender en la memoria del espectador, es una película entretenida, histórica y liviana. No ahonda mucho en detalles dolorosos, lo cual en algunos casos se agradece.

7,3★