Las mentes femeninas que ayudaron a despegar cohetes en los '60

Hay cosas que no están ocultas a la sociedad, y una de ellas es que aún hoy, en 2016, sigue siendo difícil que una mujer brillante obtenga fácilmente puestos de su nivel. Todavía nos enfrentamos a múltiples barreras (subestimación, desigualdad salarial, vejaciones, etc.) que muchas veces terminan venciendo a algunas mujeres en su camino al éxito, mientras que a otras nos hace más fuertes. Pero si hoy esto es aún un problema, cómo imaginarnos las situaciones por las que tuvieron que pasar las mujeres de «Hidden Figures» (Theodore Melfi, 2016), en la época de los '60.

Katherine Johnson (Taraji P. Henson), Dorothy Vaughan (Octavia Spencer) y Mary Jackson (Janelle Monáe) son las 3 protagonistas de esta película que les hará sentir el odio que siempre sentimos por las vejaciones segregacionistas de la época y, además, las irracionales negativas a las que se enfrentan por el hecho de ser mujeres.

Johnson es una destacadísima matemática y científica espacial; Vaughan, matemática especializada en computación y programación; y Jackson, matemática e ingeniera aeroespacial. La historia de las 3 es cautivante, embelesadora y totalmente admirable. Mujeres brillantes y destacadas en su área, luchadoras y dedicadas, esenciales para que la NASA alcanzará el éxito con el Programa Mercury (1961-1963). Si hay algo que aseguro de esta película es que no se van a aburrir en ningún momento, mucho menos a decepcionar de nada.

Las actuaciones de Henson, Spencer y Monáe son una delicia, para mí principalmente la de Spencer, a quien sigo con profundo fanatismo desde aquella magnífica e inigualable actuación en «The Help» (2011). Además, está Kevin Costner, a cuyo personaje uno le agradece en repetidas ocasiones por ser «gente» y enseñar a otros a serlo. Kirsten Dunst no tiene un papel protagónico pero es buena, como suele serlo. Y me alegró profundamente ver a Jim Parsons en esta película, que se parece y a la vez no a Sheldon Cooper (tienen que verlo para entenderlo).

Toda buena historia merece ser contada, y la biografía de estas 3 mujeres, retratada en una película muy pulcra y académica, no es la excepción. Ya fue contada, y ahora solo requiere ser vista y comentada. Les aseguro que será mejor de lo que esperan.

8,3★