2 sept. 2016

Suburra: A veces de poco distan la mafia y la política

La historia de las mafias italianas es extensa. Al arsenal se sigue sumando historia, por cuanto los clanes hoy parecen seguir más vivos que nunca. El film Suburra (2015) no me dejará mentir. Esta película no solo trata el famoso tema de los mafiosos italianos y sus redes criminales, sino de las conexiones que estas tienen y mantienen con diferentes sectores de poder (político y eclesiástico, en este caso) que les ayude a hacer crecer el negocio.

A través de varias historias basadas —de manera poco sutil— en casos reales, el embrollo que se nos presenta nos acerca a la realidad italiana de 2011 y 2013, aunque Stefano Sollima (su director) la enmarque en 2011.

Una pantalla negra nos sitúa en el 05 de noviembre de 2011, «7 días ante de El Apocalipsis». Un político de la cámara del parlamento italiano, Malgradi (Pierfrancesco Favino) tiene una obsesión con las prostitutas, es avaricioso y prepotente. Tras una reunión de la cámara, donde se discute la posible quiebra económica de Italia, se va a un hotel, donde le espera su prostituta habitual que asiste acompañada de una menor de edad, a solicitud del político. Pero la menor muere a raíz de una sobredosis. Empieza el embrollo.

Viola (Greta Scarano), la favorita de Malgradi, llama a un amigo suyo, integrante de una familia gitana mafiosa, para que le ayude a deshacerse del cuerpo de la chica. Pero el ayudante no olvidaría así como así el favor hecho a un político.

Una breve escena del Papa nos deja saber su deseo por abandonar su cargo. Y su ayudante, el más cercano, no soporta la tristeza, preocupación y la carga de la información que conoce.

Número 8 (Alessandro Borghi) es hijo de un mafioso que dominaba Ostia, en la costa del mar Tirreno. Así que 8 ha heredado el negocio de su padre, y lucha por mantener su soberanía territorial entre las familias de la mafia. Tiene un guardaespaldas que le es sumamente leal y una novia drogadicta que termina teniendo mucha importancia en la cinta.

Samurai (Claudio Amendola) es el «Padrino» de este film. Es quien intenta mantener la paz entre todas las familias y quien tiene la idea de volver Ostia una especie de Las Vegas, para lo que necesita la colaboración de varios sectores. El primero en comprometerse a la causa es Malgradi, quien convencerá a sus amigos diputados de la cámara de votar a favor de una ley que le ayude con su cometido, a cambio de que Samurai «done» 2 millones de euros a su fundación.

Sin embargo, con el pasar de los días, la cosa se va poniendo color hormiga. El gitano intenta sobornar al político, quien pide ayuda para que le «den un susto». El encargado de asustarle es 8, quien además lo conoce y termia matándolo. Su hermano, Manfredi (Adamo Dionisi), jefe de una familia de gitanos usureros, clama venganza. Pero mientras, Manfredi también está ocupado con Sebastiano (Elio Germano), un organizador de fiestas VIP cuyo padre se suicidó días antes y descubrió que debía grandes cantidades de dinero a la mafia… y es lo que resulta heredar.

Sebastino ha perdido a su padre, pero no le ha dado tiempo de sentir pesar, por cuanto se ha visto obligado a cumplir con las órdenes de Manfredi para ver si le regresa la mansión que usa para trabajar. Pero Sebastino, tras verse subyugado, se va convirtiendo en otra persona.
En esos intentos de venganza, todos los personajes de esta película se empiezan a ver involucrados entre sí. Hay más asesinatos, hay secuestros, extorsión, excesos, abusos de poder, drogas, fiestas, masacres y sadismo. En alguna escena vemos a Samurai negociando con un cardenal de la iglesia, sobre su apoyo; el clérigo asegura que puede hacer algo solo si hay más dinero de por medio.

Contarles el final, el día del apocalipsis, es como innecesario, porque perdería el sentido verla. Pero lo que sí puedo decir es que en la realidad italiana los siguientes hechos ocurrieron:

2011
  • El 12 de noviembre Berlusconi dimite de su cargo como presidente del Consejo de Ministros de Italia tras la aprobación de la Ley de Presupuestos de 2012.

2012
  • El 21 de diciembre el primer ministro, Mario Monti, presenta su dimisión del cargo. Una consecuencia directa de esto es que se deben realizar elecciones generales para escoger a nuevos miembros de la Cámara de Diputados y miembros del Senado.

2013
  • El 11 de febrero el papa Benedicto XVI presenta su renuncia al pontificado de la Iglesia católica.
  • Durante el 24 y 25 de febrero se realizan las elecciones generales para las dos cámaras del parlamento italiano.
  • El 24 de junio Silvio Berlusconi es condenado a 7 años de prisión e inhabilitación perpetua por constricción a la prostitución de menores y abuso de autoridad; el 1 de agosto la Corte Suprema de Casación lo condena en forma definitiva a 4 años de prisión por fraude fiscal. Para 2015, tras varias medidas a su favor, había cumplido con su condena.

Extra bonus: El personaje de Samurai está inspirado en Carmine Spada, jefe de uno de los clanes de crimen organizado más imponentes de Italia, al igual que los Casamonica (ambas familias están reflejadas en el film)
2015
  •      5 de noviembre: Empieza el juicio contra la mafia de Roma, por el caso «Mafia Capital» en el que están involucrado empresarios, políticos y funcionarios, al ser descubierta una extensa red criminal el Roma que se había instaurado en el ayuntamiento y controlaba la gestión de licitaciones públicas [1] (cuando vean la película, sabrán que esto se refiere al momento en el que todos los diputados reciben un mensaje de texto que los espanta).

Luego de ver la película, ya ustedes mismos podrán decidir si mi análisis tiene propiedad o no. Pero aún si su respuesta es «no», Suburra es una película que vale la pena ver, porque tiene historia y porque las actuaciones (todas) son remarcables. Algunos excesos hacen que las dos horas sean pesadas, porque llega un punto en el que el asunto es «tengo demasiada información y no sé qué hacer con ella», sin embargo, la realidad es así, ¿o no?

Francesco Spada (jefe mafioso sobrino de Carmine Spada) posa junto a Pierfrancesco Faino y
Claudio Amendola, en el estreno de Suburra.* 

Por Alexandra Perdomo




[1] Gómez, Á. (04/11/2015) Roma celebra el mayor juicio por el caso «Mafia Capital»: la infiltración mafiosa en la política. ABC. Disponible en: http://www.abc.es/internacional/abci-juicio-infiltracion-mafia-politica-y-negocios-roma-201511042131_noticia.html

* Gómez, Á. (19/10/2015). Un jefe mafioso se cuela en el estreno de Suburra. ABC. Disponible en: http://www.abc.es/estilo/gente/20151019/abci-ostia-roma-corrupcion-201510182107.html 

No hay comentarios: