Kolja: el rostro de la ternura entre rencores y diferencias


Hemos visto muchas historias que nos cuentan cómo una persona –normalmente solitaria y con una vida banal- se ve, de repente, en la obligación de hacerse cargo de un(a) niño(a) y entonces su vida cambia. Este argumento es repetido y muy, muy familiar. 

Pero la película checa Kolja (1996) es un poco diferente. La llena de memoria histórica, enmarcándola en un ambiente bélico-político entre rusos y checos, una memoria llena de rencores, odios y rechazos. ¿Pero y si un niño ruso depende de un viejo checo? Esto es lo que nos plantea la producción de Jan Sverák. 

Un film que podría ser triste, pero no lo es. Es real. 


8,5★